Actualidad

Cerca de 120 profesionales han asistido a la jornada ‘Industria de la edificación y los Edificios de Consumo Casi Nulo/Passivhaus’, organizada por el Consorcio Passivhaus y Fenercom, que ha tenido lugar en la sede de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid el 22 de junio. Una sobresaliente afluencia que vuelve a poner de manifiesto el poder de convocatoria del Consorcio y el gran interés que siguen suscitando en el sector las últimas medidas en materia de eficiencia energética para la edificación. Como miembro del Consorcio, Interempresas Media-Grupo Nova Àgora, a través de su asesor de comunicación Ángel Marco, también participó en la sesión aportando su visión sobre la evolución seguida por el estándar Passivhaus en los medios de comunicación.

El Consorcio Passivhaus luce músculo en Madrid

Actualidad

Cerca de 120 profesionales han asistido a la jornada ‘Industria de la edificación y los Edificios de Consumo Casi Nulo/Passivhaus’, organizada por el Consorcio Passivhaus y Fenercom, que ha tenido lugar en la sede de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid el 22 de junio. Una sobresaliente afluencia que vuelve a poner de manifiesto el poder de convocatoria del Consorcio y el gran interés que siguen suscitando en el sector las últimas medidas en materia de eficiencia energética para la edificación. Como miembro del Consorcio, Interempresas Media-Grupo Nova Àgora, a través de su asesor de comunicación Ángel Marco, también participó en la sesión aportando su visión sobre la evolución seguida por el estándar Passivhaus en los medios de comunicación.

La inauguración de la jornada corrió a cargo de Fernando del Valle Madrigal, jefe de la Unidad Técnica de Hidrocarburos e Instalaciones Térmicas de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, quien recordaba la obligatoriedad marcada por el RD 235/2013 de construir edificios de consumo de energía casi nulo a partir de 2018 (titularidad pública) y 2020 (titularidad privada), así como los benificios que aportarán estas nuevas edificaciones a sus habitantes en materia de confort, salud y ahorro energético.

Acto de inauguración de la jornada. De izquierda a derecha: Iván Vaquero, ingeniero técnico de Fenercom, Luis A. Martínez, responsable de Passivhaus Consultores, Fernando del Valle Madrigal, jefe de la Unidad Técnica de Hidrocarburos e Instalaciones Térmicas de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, y Antonio Domínguez, director comercial para España y Portugal de Roto Frank AG.

A continuación, Luis A. Martínez, responsable de Passivhaus Consultores, hizo una breve introducción del concepto de edificios de consumo casi nulo (ECCN) y del estándar Passivhaus, incluyendo un repaso de la evolución histórica seguida por la eficiencia energética desde mediados de los años 60.

Además, aportó valiosos datos sobre formación que pusieron de relevancia tres cosas: 1) el creciente interés que suscita el estándar Passivhaus en nuestro país (de 1.925 personas formadas en materia de ECCN, 755 ya lo hicieron sobre Passivhaus); 2) cómo este interés está de momento concentrado en las comunidades autónomas de Madrid (32%), Navarra (17%), País Vasco (13%) y Aragón (12%); y 3) los constructores están siendo los principales destinatarios de estas iniciativas formativas en Passivhaus (75% del total de asistentes a los cursos).

Por último, el responsable de Passivhaus Consultores resaltaba cómo está evolucionando la actitud del consumidor desde el año 2010, enfrentándose ahora el promotor y el constructor a un cliente mucho más informado y más exigente en materia de eficiencia energética, confort y salud.

Secretario Consorcio Passivhaus
Luis A. Martínez, responsable de Passivhaus Consultores.

 

Evolución de los proyectos y capacitación técnica Passivhaus

La primera de las mesas redondas de la jornada estuvo integrada por Lorenzo Cabrera, de Deceuninck, Juan Miguel Cantó, de Replus, Josep Castellá, de Zehnder, Koldo Monreal, de Onhaus, y Anne Vogt, de Vand Arquitectura y de Formación, Energía y Educación (FEE), quienes dieron su opinión sobre la evolución seguida por la eficiencia energética en los últimos siete años.

“Antes del 2010, en España y en el ámbito de la ventilación, los sistemas de recuperación de calor con alta eficiencia eran prácticamente inexistentes, pero en los últimos cuatro años lo cierto es que estamos viviendo un crecimiento exponencial de estas soluciones”, indicaba Josep Castellá, de Zehnder.

De hecho, a diferencia de lo que ocurría hasta no hace muchos años, cuando el negocio de radiadores y toalleros suponía prácticamente el 100% de las ventas de Zehnder, a día de hoy la línea de ventilación ya supone alrededor del 40% de su negocio en España, un porcentaje muy similar al del Grupo a nivel mundial (220 millones de euros de los 550 millones de facturación total).

Desde Zehnder, añadía Josep Castellá, se quiere seguir incidiendo en el confort de las futuras viviendas, mejorando uno de sus factores claves: la calidad del aire. Y para ello, además de nuevas soluciones técnicas, Zehnder está apostando con éxito por la formación, con dos convocatorias de cursos cuya demanda ha sido muy superior a la oferta.

Asociados Consorcio Passivhaus
Integrantes de la primera mesa redonda de la jornada. De izquierda a derecha: Lorenzo Cabrera, de Deceuninck, Josep Castellá, de Zehnder, Koldo Monreal, de Onhaus, Juan Miguel Cantó, de Replus, y Anne Vogt, de Vand Arquitectura y de Formación, Energía y Educación (FEE).

En el sector de la ventana también se está apreciando este creciente interés por el confort y la eficiencia energética en la edificación, como confirmaba Juan Miguel Cantó, quien además ponía el acento en otro criterio fundametal en el Passivhaus, la salud de los inquilinos. “Invertimos en muchos aspectos de la vida para llegar a la vejez con salud y no somos conscientes de la importancia que tiene también en ello vivir en una casa saludable”, afirmaba.

En este sentido, desde Replus han visto en los criterios exigidos por el estándar Passivhaus una buena fórmula para aportar valor a los clientes y, tras certificar ya dos de sus ventanas, confirman su voluntad de no volver a fabricar versiones que no estén alineadas con la creciente demanda de eficiencia, confort y salud.

Por su parte, Anne Vogt centraba su intervención en la evolución que ha seguido el Passivhaus entre los arquitectos. “En 2007, este estándar provocaba bastante rechazo entre los arquitectos, sobre todo por desconocimiento; muchos pensaban que al venir de Centroeuropa, donde hay otros criterios climáticos, no se podría aplicar aquí. Después empezó a suscitar un tímido interés, entrando en algunos proyectos. Pero ahora ya podemos hablar de un ‘boom’ de trabajos Passivhaus, con cada vez más arquitectos interesados, los cuales han visto en esta fórmula de construir una oportunidad, un nicho de mercado. De hecho, podemos decir que, a diferencia de otros mercados, el Passivhaus no solo no ha sufrido la crisis, sino que ha crecido durante estos últimos años, con un claro efecto contagio en los proyectos”, aseguraba.

Pero este ‘boom’ no está exento de riesgos, ya que como añadía la responsable de Vand Arquitectura, hay arquitectos que están ya trabajando bajo este estándar sin tener la formación adecuada o simplemente buscando información en internet o leyendo un libro. Por tanto, para evitar estos riegos, como concluía Anne Vogt, va a ser clave avanzar en materia de certificación.

Seguidamente, Lorenzo Cabrera ponía el énfasis en otro aspecto que está siendo muy importante en la evolución del Passivhaus en España: la colaboración entre empresas, la búsqueda de sinergias, y en este sentido el Consorcio ha sido una iniciativa clave. De poco vale que cada uno de los proveedores de una vivienda aporten productos con los mayores criterios de eficiencia y confort, si no hay una coordinación entre todos ellos. Es lo que se definió en la jornada como la necesidad de tener un buen director de orquesta que sea capaz de sacar lo mejor de cada músico. “Desde Deceuninck llevamos muchos años trabajando en aspectos como la transmitancia térmica, por lo que apenas hemos tenido que hacer grandes esfuerzos para adaptar nuestras ventanas al estándar Passivhaus. En cambio sí hemos tenido que trabajar intensamente en otros ámbitos, como la formación a los carpinteros, con el objetivo de poder hacer valer todas las ventajas de nuestros productos una vez instalados en las viviendas”, indicaba Lorenzo Cabrera.

La jornada suscitó mucho interés como se pudo comprobar durante la intervención del público asistente.

Un claro caso de éxito del crecimiento experimentado por el estándar Passivhaus en nuestro país lo aportó Koldo Monreal a través de su empresa Onhaus. “En 2009, al tiempo que se fundaba Onhaus como empresa especializada en la importación de materiales, decidí construir mi propia casa. Cuando aún estaba haciendo el primer piso, me di cuenta que estaba creando una casa antigua; decidí tirarla y empezarla de nuevo con criterios Passivhaus. Esta experiencia personal me hizo comprender que el sector de la construcción tenía dos grandes deficiencias: en primer lugar, que no había en España materiales para construir bajo estos nuevos criterios (a través de Onhaus podíamos contribuir a solventarlo); y segundo, que había un profundo desconocimiento técnico en el sector sobre esta nueva demanda. De hecho, se puede decir que desde 1999 y hasta 2017 hay profesionales de la construcción que apenas han evolucionado, algo impensable en otras industrias como puede ser la Automoción. Ante esta segunda carencia, en Onhaus decidimos reciclar a nuestro personal (en nuestros incios apenas éramos dos personas), formamos a los nuevos trabajadores (ahora somos 13) y hemos creado nuestra propia ingeniería para dar servicio”, resumía Koldo Monreal.

Hoy, la zona donde opera Onhaus es un ejemplo de crecimiento del Passivhaus, con unas previsiones para 2018 de 2.500 viviendas certificadas en Navarra y País Vasco, a las que hay que sumar las diferentes edificaciones públicas (en Navarra, por ejemplo, el 100% de la Obra Pública ya tiene que ser certificada Passivhaus).

“Estamos viviendo un efecto contagio. Los particulares, que ven en estas construcciones un mayor grado de confort y de salud, las solicitan cada vez más, y ante esta mayor demanda, también se da una mayor oferta, hasta tal punto que los constructores que operan con criterios Passivhaus viven en la actualidad una saturación de trabajo en nuestra zona”, añadía.

“Pero no todo vale, la gran diferencia entre la antigua construcción y la nueva es que ahora todo tendrá que medirse, tendrá que certificarse. Habrá que confirmar que todas las instalaciones se hacen correctamente, siguiendo los criterios marcados por los nuevos estándares. Y además, el usuario será mucho más sensible y exigirá que se cumplan todos estos criterios”, concluía Koldo Monreal.

La industria ECCN/Passivhaus

La segunda mesa redonda estuvo conformada por Arkaitz Aguirre, de Griesser, Álvaro Martínez, de ABS, Ángel Marco, de Interempresas Media-Grupo Nova Àgora, José Hermindo, de Cobert, Sergio Alonso, de Gebhardt-Stahl, Andreu Maldonado, de INN Solutions, Albert López, de Somfy, Manuel Medina, de ISO-Chemie, Luis Alfonso Mora, de Sumum, y Francisco Hernández, de Persycom. A través de las diferentes intervenciones los asistentes a la jornada pudieron hacerse una idea de cómo se está posicionando la industria ante las nuevas exigencias marcadas por el estándar Passivhaus.

Integrantes de la segunda mesa redonda. De derecha a izquierda: Arkaitz Aguirre, de Griesser, Álvaro Martínez, de ABS, Ángel Marco, de Interempresas Media-Grupo Nova Àgora, José Hermindo, de Cobert, Sergio Alonso, de Gebhardt-Stahl, Andreu Maldonado, de INN Solutions, Albert López, de Somfy, Manuel Medina, de ISO-Chemie, Luis Alfonso Mora, de Sumum, y Francisco Hernández, de Persycom.

 

Desde Griesser, Arkaitz Aguirre destacaba cómo el sector está cada vez más receptivo a las propuestas relacionadas con la eficiencia energética y el confort. “En los años 2008-2009 nos miraban como si fuéramos marcianos cuando les hablábamos de soluciones para el control solar dinámico en los edificios. Ahora ya lo ven como una solución óptima a la hora de eliminar los puentes térmicos. De hecho, nuestras ventas de la gama alta no han parado de crecer hasta convertirse en una línea de negocio muy importante para la empresa”, indicaba.

Álvaro Martínez, de ABS, daba otra vuelta de tuerca al afirmar que el cliente que demandaba una vivienda convencional “tiende a desaparecer”. Ahora, según señalaba, el propietario busca casas pasivas que permitan mejorar sus niveles de eficiencia y confort. ABS, como especialista en construcción industrializada, lo está apreciando en su propia demanda y de hecho, desde hace ya algunos años, está incorporando en sus viviendas todas las soluciones Passivhaus. “No vendemos más caros por ser Passivhaus. Los precios de estas soluciones no tienen por qué ser superiores a los de las casas convencionales”, concluía.

Un referente en el mundo de las tejas como Cobert también está apreciando este cambio de tendencia en el sector de la construcción, como indicaba José Hermindo: “Como integrantes del Grupo Braas Monier Building, nos beneficiamos del trabajo realizado por su Centro de I+D de Frankfurt. Hasta no hace mucho nos costaba argumentar en España la venta de muchos productos innovadores que salían de este centro, pero lo cierto es que ahora, con el horizonte normativo de los ECCN, se ha producido un cambio importante y se nos ha abierto una oportunidad para seguir creciendo y para ir un paso más allá”.

Por la misma línea iba la intervención de Sergio Alonso, cuya empresa Gebhardt-Stahl está aprovechando las mayores exigencias de calidad que se están demandando en el sector de la construcción. Esta compañía alemana metalúrgica, famosa por su ‘acero verde’ de alta eficiencia energética, está comercializando un refuerzo de acero y materiales plásticos para ventanas de PVC que, sin perder capacidad estructural (y por tanto, vida útil), genera una gran rotura del puente térmico. Esta solución ha sido muy bien acogida por el mercado, de tal forma que ya supone el 5% de sus ventas en España y se espera que alcance el 10-15% en el 2019.

La jornada organizada por el Consorcio Passivhaus y Fenercom contó con cerca de 120 inscritos.

Otro ámbito donde se aprecia el cambio: la seguridad residencial. Andreu Maldonado contaba la experiencia de INN Solutions, una empresa creada en el año 2012 por varios profesionales del sector que apreciaban que había necesidad de reforzar la seguridad de las viviendas para evitar robos. Al poco de empezar a andar ya comprobaron que su lema de ‘Seguridad inteligente del siglo XXI’ casaba perfectamente con el objetivo del Consorcio Passivhaus de apostar por la ‘Vivienda inteligente del siglo XXI’ y que su puerta de seguridad de alta eficiencia energética permitiría cumplir con este estándar (no rompe la envolvente). Por ello INN Solutions se ha integrado en el Consorcio y apuesta por una nueva vivienda que aporte al inquilino tranquilidad, confort y “emociones”.

En la misma línea se mueve Somfy cuyo objetivo durante más de 30 años ha sido “crear hogares más felices”, aportando confort y seguridad. Albert López destacaba el trabajo realizado por esta compañía para simplificar el día a día de la vivienda con soluciones conectadas, que permiten gestionar de forma óptima los diferentes sistemas de una casa y mejorar la eficiencia. “Desde Somfy trabajamos para crear un ‘Passivhaus conectado’, haciendo que la tecnología esté al alcance de la mano de cualquier persona. Trabajamos por la democratización de la tecnología”, resumía Albert López.

Como se señalaba a lo largo de toda la jornada, para lograr las exigencias marcadas por el estándar Passivhaus, tan importante o más que los productos usados en la obra, es su instalación y su integración con el resto de soluciones empleadas. En este sentido, ISO-Chemie, como uno de los grandes referentes en productos destinados a la instalación de ventanas, da buena fe del cambio de tendencia. “Hasta no hace mucho, algunas ventanas prácticamente se ‘tiraban’ en el hueco de la vivienda y se sellaban con silicona. Ahora, la hermeticidad y un buen aislamiento han cobrado mucha importancia”, indicaba Manuel Medina.

Por ello no es de extrañar que ISO-Chemie tenga ya en el mercado dos productos certificados para Passivhaus, suponiendo ya uno de ellos, su cinta de sellado, el 80% de todas sus ventas en este tipo de producto.

El siguiente en intervenir fue Luis Alfonso Mora, quien destacaba cómo Sumum siempre ha buscado ir un paso por delante en el mercado, proporcionando ventanas con los mejores valores de transmitancia térmica. Esa estrategia es la que le ha permitido adaptar muchos de sus productos al estándar Passivhaus con pequeñas modificaciones.

Ahora buena parte de su trabajo está centrado en la formación de los distribuidores para garantizar una buena instalación. “Una ventana mal instalada es una mala ventana y ahora que ya se puede medir todo, los montadores tienen una gran oportunidad para diferenciarse de la competencia”, afirmaba Luis Alfonso Mora.

Por su parte, Persycom, a través de Francisco Hernández, destacaba la vocación de esta empresa, desde su fundación en 1992, de poner en el mercado soluciones de protección solar con la mayor calidad posible, lo que le ha permitido contar hoy con productos, que aunque no están certificados aún por Passivhaus, permiten cumplir sobradamente con las más altas exigencias en materia de aislamiento térmico y acústico.

Prueba de esta apuesta por la calidad es que a día de hoy, a pesar de fabricar menos unidades que antes de la crisis (55.000 unidades aproximadamente vs 75.000 de los mejores años), su volumen de ventas es superior, lo que viene a indicar que el mercado es mucho más selectivo en sus compras.

Por último, Ángel Marco, como asesor de comunicación en Interempresas Media-Grupo Nova Àgora, constataba el impacto que está teniendo en los medios de comunicación este cambio de tendencia hacia una mayor calidad constructiva, y cómo desde este grupo editorial se ha querido acompañar a esta “nueva industria” dando cobertura informativa a todas sus iniciativas y participando de forma directa en sus diferentes acciones como miembro activo del Consorcio Passivhaus.

En su calidad de grupo editorial multisectorial que cubre, a través de sus numerosos canales informativos, todos los elementos constructivos de una vivienda, la voluntad de Grupo Nova Ágora es seguir apoyando el estándar Passivhaus a través de sus diversas revistas y desde su plataforma online líder en el sector: www.interempresas.net.

Nuevas ideas para el marketing Passivhaus

Antonio Domínguez, director comercial para España y Portugal de Roto Frank AG, y uno de los grandes promotores del Consorcio Passivhaus, centró su intervención en la necesidad de hacer un marketing del Passivhaus que “genere confianza, pasión y emoción, sin engañar y sin prometer cosas que luego no se puedan cumplir”.

Antonio Domínguez
Antonio Domínguez, director comercial para España y Portugal de Roto Frank AG.

 

“Hacer marketing es estar seguro de lo que vendemos”, añadía, y en este sentido construir bajo los criterios Passivhaus ofrece ventajas que hacen más fácil esta venta: salud para las personas, reducción del ruido y de las emisiones de gases, menor consumo energético, mayor confort…

En esta línea, como señalaba el responsable de Roto Frank, la voluntad del Consorcio es “mover las sillas” que puedan entorpecer el camino hacia un nuevo modelo de construcción, establecer nuevas bases de las que se pueda beneficiar toda la industria, sea o no sea miembro esa empresa del Consorcio. “No vamos en contra de los intereses de ninguna asociación. Nuestra voluntad es abrir el camino para todos, dejar de chupar la sangre a nuestro planeta y poder ofrecer un futuro a nuestros hijos”, añadía.

En definitiva, desde el Consorcio se afirma su voluntad de seguir trabajando en el objetivo de crear edificios y ciudades cada vez más saludables y sostenibles, apostando por uno de los diez certificados que ya existen en materia de construcción y edificación, en este caso el Passivhaus. “El edificio de consumo casi nulo bajo estándar Passivhaus es una oportunidad única para una puesta al día competitiva, además de una ocasión para que los usuarios accedan a una vivienda que cambie su percepción del bienestar”, finalizaba Antonio Domínguez.

Nuevas iniciativas de Ifema

La jornada también contó con la participación de Raúl Calleja, director de ePower&Building, quien presentó a todos los asistentes las dos últimas iniciativas que ha lanzado Ifema para el sector de la construcción.

En primer lugar, Rehabitar Madrid, un nuevo espacio para concienciar a los madrileños sobre las oportunidades que ofrece la reforma de sus viviendas y edificios. Esta iniciativa, en cuya organización también participa el Ayuntamiento de Madrid y que se celebrará del 22 al 24 de septiembre próximos, en la Plaza de España, permitirá a un centenar de empresas dar a conocer sus últimas soluciones destinadas a mejorar el confort, eficiencia, salubridad, ahorro energético y aislamiento de hogares y edificios. La oferta expositiva se complementará con más de 40 jornadas y actividades (algunas para niños) con el objetivo de educar y concienciar sobre la responsabilidad de cuidar y mejorar los espacios en los que vivimos.

De izquierda a derecha: José Luis Zurita, director comercial de Sumum para el sur de España, Raúl Calleja, director de ePower&Building, e Iván Vaquero, ingeniero técnico de Fenercom.

Y como segunda gran iniciativa para el sector, Ifema presenta ePower&Building ‘The Summit’, el I Congreso Europeo de Construcción, Habitabilidad, Economía y Liderazgo, que tendrá lugar en el Centro de Convenciones Norte del recinto ferial madrileño los días 22 y 23 de noviembre.

El Congreso está dirigido a directivos de empresas de la construcción, promotores, fabricantes de materiales, estudios de arquitectura, Administración Pública, socimis y fondos de inversión, donde se abordarán, en un foro abierto, los principales escenarios, retos y objetivos de las ciudades del futuro y del sector de la construcción con el horizonte 2030.

Sumum, un caso de transformación empresarial hacia el Passivhaus

La jornada terminó con una intervención de José Luis Zurita, director comercial de Sumum para el sur de España, el cual hizo un repaso de la trayectoria seguida por la compañía desde el año 2007, la cual definió como un “libro con capítulos buenos, regulares, malos y otros de auténtico terror”.

Lo cierto es que este grupo empresarial contaba en el año 2007 con una plantilla de 420 personas y una facturación cercana a los 120 millones de euros. A día de hoy, estos registros han caído hasta los 62 empleados y 11 millones de euros.

Entremedias un intenso proceso de reestructuración que arrancó a partir de un estudio de mercado que giraba en torno a dos grandes preguntas: “¿Qué aportamos al mercado?” y “¿Por qué compran nuestros productos?”

Los frutos de esta reestructuración se plasman en las cuatro empresas que aún mantiene el Grupo: l’atalaya (soluciones para envolventes), Sumum (ventanas de PVC de alta gama, un sector desde el que el grupo llegó al mundo Passivhaus), perezlázaro (almacenes de soluciones para la construcción, que ahora abre una nueva área de negocio llamada pérezlazaro passivhaus con lineales de productos certificados Passivhaus para cumplir con este estándar) y argos (especialista en cementos y morteros, desde el que se están lanzando soluciones con cada vez mayores valores de eficiencia energética).

Iván Vaquero, ingeniero técnico de Fenercom, fue el encargado de clausurar la jornada, agradeciendo al Consorcio Passivhaus su colaboración a la hora de organizar el programa y de lograr este nuevo éxito de convocatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We take processes apart, rethink, rebuild, and deliver them back working smarter than ever before.