Edificio pasivo

por | Abr 9, 2022 | BLOG | 0 Comentarios

Un edificio pasivo es aquel que persigue la eficiencia energética, promoviendo un ahorro energético superior al 75%, al ser comparado con edificaciones levantadas bajo una modalidad convencional.

Para el logro de su objetivo, el estándar se basa en una correcta orientación geográfica, la aplicación de una envolvente que le dé hermeticidad, y estanqueidad al interior de la misma.

De manera adicional, se prevé la correcta utilización de la energía de fuentes renovables, que le garantice una muy baja emisión de gases contaminantes.

 

Origen

La construcción de edificaciones pasivas tiene su origen al final de los años ochenta, cuando los profesores Adamson y Feist  formulan un estándar a seguir.

Siguiendo este estándar se construyen inicialmente cuatro viviendas en Alemania, y luego fue creado el instituto, para mejorar constantemente el tipo de construcción, estudiando las diferentes precisiones y alternativas.

 

Diseño

El estándar de diseño pasivo presta mucha atención a los detales.

Es a través del minucioso acabado de la envolvente, que se perfecciona el aislamiento que favorece el estándar desde el punto de vista del confort térmico.

La eliminación de los puentes térmicos es uno de los detalles que hacen la diferencia.

De igual manera, es el aislamiento, el que proporciona la posibilidad de disfrutar de un ambiente interior sin olores desagradables y una tranquilidad sonora que difícilmente se ve en las construcciones tradicionales.

El sistema de ventilación se diseña para que ocurra el correcto intercambio de aire interior y externo, proporcionando salud y confort térmico.

Los filtros de este sistema, garantizan la limpieza y debida extracción de contaminantes.

La utilización estratégica de ventanales especiales, con doble o triple capa aislante, se emplea para impedir que el excesivo calor del sol afecte a los habitantes de la vivienda.

Pero estos mismos ventanales permiten la entrada suficiente y eficiente para producir iluminación en cada estancia y ambiente del edificio.

Cuando la vivienda está levantándose en clima frío, se cuidará de manera especial, que no queden rendijas que puedan filtrar el frío, o la humedad resultante de este.

 

Ventajas

Las ventajas de este tipo de construcción son muchas, que van desde el ahorro energético, hasta la salud de los habitantes.

El estándar asegura una eficiencia energética, basándose en la ubicación estratégica dentro del ambiente elegido, prefiriendo en todo momento la energía de fuente natural renovable.

De este modo, el estándar se asegura de favorecer a los particulares, y a la sociedad en general.

La preservación del ecosistema que rodea a estas edificaciones está presente en todo momento. Toda expulsión de aire del interior de las viviendas será filtrada, de manera de no generar contaminantes.

Con la preferencia de la energía solar para calentar, enfriar e iluminar las diferentes estancias, se asegura la no dependencia energética de combustibles fósiles, que no son renovables y generan desechos perjudiciales para todos.

El costo, aunque superior a la construcción convencional, se ve rápidamente retornado, cuando la factura energética se presenta cada vez más baja.

Todas las características, ventajas y beneficios de un edificio construido según el estándar passivahus, lo hace penetrar las preferencias de muchas personas.

Admin
Autor: Admin

Entradas Relacionadas:

Tipos de casas ecológicas

Tipos de casas ecológicas

Definir casas ecológicas refiere las viviendas que se encuentran en constante búsqueda de una relación equitativa y de respeto con el entorno, con el uso de materiales...

leer más